La Casa llena de Huesos

La anciana salió viva de su mansión en California para viajar a su pueblo natal. Allí, un doctorucho envió de vuelta una urna con sus cenizas y el acta de defunción. El motivo: muerte natural. Su hija había impedido que nadie asistiese a la cremación. Pero a su nieta, como buena periodista, tanto misterio la... Leer más →

El Viejo Rey

Yo estuve allí el día que el viejo Rey cayó. Lo vi todo con estos ojos, hermano. Y no creas que en aquel entonces era un don nadie: trabajaba en palacio, aprendiz del armero, ni más ni menos. Así que, por unos créditos y una ronda, puedo darte la versión más veraz del cambio de... Leer más →

Campeón

Era costumbre en los pueblos del valle tener un campeón. Dicho campeón se ocupaba de representar y defender al pueblo cuando era menester. Así pues, Cabeza de cordero tenía a Abarna «la fiera», que blandía a segarodillas, su espada; o Lagohondo, que contaba con la ayuda de Delwer Brazofuerte. Bajomontaña no tenía campeón. Los pétreos... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑